¿Porqué es necesario pulir los bordes del vidrio?

En ocasiones hay vidrios que se rompen o se fisuran sin impactos y sin ejercer presión sobre ellos. Esto se debe a que en los procesos de corte o tronzado del vidrio se producen micro fisuras o grietas en los cantos que no son visibles a simple vista y el problema se agrava con el paso del tiempo sobre todo en vidrios grandes, laminados, o aquellos vidrios expuestos a la intemperie, donde las variaciones de temperatura agravan la formación de fisuras.
La solución para este problema es muy simple, y por ello siempre recomendamos pulir los cantos del vidrio para eliminar la mayoría de estas fisuras y así reducir enormemente el riesgo de roturas, de manera tal que el acabado de filete o redondeado de los bordes no se trata solamente de un recurso estético sino que más bien es una forma de agregar valor a bajo costo cuidando del vidrio y dando como resultado un producto de calidad superior.

Para esta operación en RIAL hemos desarrollado una canteadora en húmedo, la Hidrolijadora 3300 y una Lijadora de bandas cruzadas  que es capaz de realizar doble canteado simultáneo tanto en húmedo como en seco. Ambas poseen gran capacidad productiva y muy bajo costo operativo, con acabado transparente y de precisión y completamente compatibles con las mesas de esferas y el resto de los productos RIAL para procesamiento de vidrio plano.

Entrada anterior
Raza fuerte
Menú