¿Qué es un caballete de caída libre y para que sirve?

Es un dispositivo de almacenamiento de vidrio en posición vertical, con un ligero angulo de inclinación hacia atrás como para permitir su reposo seguro pero posee una característica distintiva respecto de otros caballetes, que ofrece la posibilidad de dejar caer una lámina de vidrio por el solo efecto de la gravedad sobre una mesa de corte, de forma segura y rápida sin que se rompa y sin necesidad de equipamientos extras.

Sirve para alimentar el proceso de corte de vidrio, agilizando notablemente la operación sin necesidad de operadores extras ni aporte de energía, donde la manipulación de láminas de vidrio grandes exige el uso de dipositivos complejos o de varias personas. Con un caballete de caída libre, basta con que el mismo operador de la mesa de corte incline manualmente la hoja de vidrio lo suficiente como para que caiga sobre la mesa rápidamente y ya se encuentre diponible para cortar.

Pero… ¿No se rompe el vidrio?
Lo cierto es que no se rompe, sino que por el contrario, se produce una caída suave. Al caer de plano y en forma angular, la superficie en contacto con el aire es enorme, generando una gran resistencia aerodinámica que produce una acción desaceleradora, además de que el aire por debajo de la placa se comprime y amortigua la caída. En complemento con esta acción el material de la superficie de nuestras mesas Rial se encuentra diseñado para un tratamiento suave del vidrio evitando rayas, roturas y actuando como elemento elástico que también absorbe una porción del impacto de la caída.

Como resultado final, se obtiene un movimiento muy rápido, seguro y solamente se realiza con una sola persona, lo cual minimiza costos operativos y maximiza los beneficios.

Caballete caída libre
Entrada anterior
¿Como montar una línea completa para fabricación de DVH?
Entrada siguiente
Sumamos un nuevo torno CNC